23 mayo 2009

Te quiero verde: TERRAZAS ECOLÓGICAS

---------------------------------------------------------------------------------
Entrevista a Sonia Carmena - Gabriela Okon - Lionel Bonfante
http://www.proyectojanus.com.ar/
por Evangelina Martínez Calvo para Emprendedor XXI

En la ciudad de Rosario, un equipo de arquitectos propone una innovación en la tradicional planificación edilicia y urbana. Paradójicamente, no es otra cosa que el rescate de una práctica ancestral, basada en la preservación de la ecología y la creación de auténticos “espacios de fuga” en medio del reinado moderno del asfalto.

“El objetivo es mejorar la calidad del aire y por lo tanto de la vida en el área urbana, promoviendo los espacios verdes, en este caso en las terrazas”-afirman los arquitectos. “Verde Arriba”, el nombre dado a las terrazas ecológicas que ellos producen, es testimonio de que el desarrollo de la humanidad y la calidad del medio ambiente también pueden estar en comunión.


-¿Y entre los colegas?
Es una solución bienvenida. Se trata de una búsqueda arquitectónica y paisajística a la vez, es una manera de integrar y valorizar esos espacios inútiles que quedan residuales, degradados en las terrazas y en las plantas bajas sobre subsuelos. En la actualidad debido al gran aumento del parque automotor y a la saturación de las calles, la tendencia en la construcción de edificios (en Rosario es reglamentario) es a ubicar los estacionamientos in situ. Entonces lo que en origen fue un suelo permeable que permitía conservar el drenaje natural y el ciclo de retorno de humedad a la atmósfera por evaporación, con esto resulta impermeabilizada prácticamente toda la superficie empeorando las inundaciones por lluvia. Los colegas que están desarrollando este tipo de construcciones edilicias lo ven como una solución para recuperar y reproponer espacios verdes en lugares muertos, con la consecuente valoración inmobilaria que esto les reporta, a la vez de colaborar con el cuidado del medioambiente.

-Con historia...
Como antecedente, data de muchísimos años. Muchas culturas o tradiciones lo han utilizado de modo más bien intuitivo. A nivel de propuesta arquitectónica, ya el movimiento intelectual moderno (principios de SXX) retomó el valor de la tierra para el ser humano como el espacio que habita, que lo aloja. Algunos desarrollos tecnológicos para hacer cubiertas verdes en aquella época eran costosos, pero hoy en día contamos con otro tipo de avances que pueden reemplazarlo a valores accesibles. No sale más caro que hacer una cubierta con un mosaico de buena calidad.

Además de recrear la idea de la plaza, la tierra como techo tiene otros beneficios: funciona como un material de construcción más. Las superficies verdes generan efectos absorbentes -casi de esponjas- retardando el drenaje del agua de lluvia y mitigando así las inundaciones. Contribuye al ecosistema, favorece el aislamiento térmico permitiendo bajar la temperatura interior, actúa como absorbente del ruido en las ciudades y aporta un componente estético a las terrazas, convirtiéndolas en áreas de uso.


-¿Cualquier persona que decida implementar esta innovación en su terraza lo puede hacer?
Con nuestro sistema sí, porque no se necesita gran capacidad estructural. Si se trata de una construcción antigua, existente, sólo hay que hacer primero un estudio ocular de las condiciones constructivas -una visita a la obra- y en muy pocos casos se solicita un análisis estructural por dudas sobre el estado de la edificación. Si en cambio se quisiera implantar un árbol o varios arbustos, hablamos entonces de otro tipo de requisitos y de controles, pero con un correcto proyecto todo es posible.

-¿Cuándo es posible construir una terraza verde?
Todo el año es propicio, si bien el momento pico es la primavera en la que la gente ya empieza a pensar en verde, en estar al aire libre y en el jardín. El cambio cualitativo en las condiciones de vida pueden ser muy notorias, desde la terraza gris de cemento que casi todos tenemos en la casa, al espacio verde. El tiempo de construcción es de sólo 15 días a 1 mes.

-¿Qué significa el nombre Janus?
Es el nombre de nuestro estudio-empresa, se lo debe a Enero. Janus es el Dios de los comienzos...y también de los finales. Tiene dos caras, significa el cambio y los ciclos. Esta dinámica está siempre entre nosotros. Proponemos una Arquitectura en fusión con el Medio Ambiente. Proyecto Janus es una propuesta integral que se plantea trabajar en distintas áreas. “Verde Arriba”, es una de ellas.

-Socialmente responsables...
Se trata de un valor agregado de responsabilidad social que se asume desde la arquitectura y el urbanismo. Porque además posibilita crear nuevas fuentes de trabajo y especializaciones para la mano de obra y los operarios. En el ámbito de los emprendedores aprendimos que el espíritu es siempre sumar. Necesita de una mentalidad básicamente solidaria. Y nuestro proyecto, si bien es de arquitectura tiene implícito el aspecto social, de medioambiente, de ecología, de concientización y por ende, tiene que sumar entre la gente que piensa como nosotros y que comparte en esencia el espíritu del proyecto. Proyecto Janus, más que una propuesta arquitectónica es un modo de vivir y pensar la profesión.